miércoles, 11 de noviembre de 2015

VERTIGO



VERTIGO
El vértigo es una sensación ilusoria o alucinatoria de movimiento de los objetos que nos rodean o de nuestro propio cuerpo, por lo común, una sensación de giro.












Es uno de los síntomas que junto al mareo y la inestabilidad componen los trastornos del equilibrio.



Las causas más comunes son el vértigo posicional, la enfermedad de Ménière y la neuritis vestibular. En un 10% o un 15% de los enfermos no es posible establecer un diagnóstico exacto y se utiliza el término “vestibulopatía” o “síndrome vestibular periférico” para reflejar que, aún así, de acuerdo a los datos de la consulta y exploración, podemos entender y explicar correctamente lo que ocurre. 


Según la medicina alopática la causa es muy diversa. Hay un problema muy difícil de resolver para determinar cuál es la causa más frecuente de vértigo.

Los síntomas habituales de trastornos del oído medio o vértigo no se distinguen fácilmente del accidente cerebrovascular (ACV), es necesario un diagnostico correcto.


Es un problema con una particular tendencia a la cronicidad. En el 70% de las personas que han padecido un vértigo, pasadas dos semanas los síntomas persisten. Han podido modificarse, por ejemplo ya no es tanto vértigo como inestabilidad, han podido empeorar o incluso hacerse persistentes.


En la medicina tradicional china se conoce como XUAN YUN眩晕

Xuan , que significa trastornos de la vista, tales como visión borrosa, distorsionada o nublada, «ver estrellitas » o ceguera transitoria.
Yun, que se refiere a las sensaciones que se perciben más en toda la cabeza y que se manifiestan por la impresión de que la persona afectada está insegura cuando está de pie o que las cosas giran a su alrededor.


La causa suele ser la interacción de los 6 factores exógenos, deterioro interno por los 7 factores emocionales, beber y comer desordenadamente, lesión externa junto al (traumatismo), estancamiento de flema, estado de afectación permanente por agotamiento.

Del diagnóstico chino se observa una actividad excesiva ascendente de Yang de hígado ( gan yang xuan yun) por una represión del Qi de hígado (gan qi yu) que, a su vez, se corresponde casi siempre con emociones reprimidas de forma crónica; una forma concreta del «deterioro por los siete factores emocionales», una obstrucción por flema debido a  una inhibición de las funciones de transporte y transformación del bazo, por una sobrecarga del bazo originada en alimentos de difícil digestión, o por una deficiencia constitucional de bazo (o adquirida, por un esfuerzo físico o mental excesivo) y ligera deficiencia de sangre (xue xu) que ocasiona viento interno que asciende  y se suma a la perdida de Qi del Riñón arrastrado por el Yang del mismo en su camino ascendente puede enturbiar además las «aberturas corporales claras» y con ello el aparato sensorial, lo que provoca un empeoramiento del vértigo. 

Los principios de tratamiento apuntan a sedar el fuego del hígado, haciendo descender el Yang, favorecer la libre circulación del Qi del  hígado, eliminar la obstrucción que ocasiona la flema en el desequilibrio del bazo, y nutrir el yin del hígado y riñón que se encuentran en deficiencia.
Ejercicios de Qi Qong para nutrir el riñón

Se trata una o dos veces por día, 10 sesiones de Medicina Tradicional China, constituyen un curso.
Siendo muy efectivo en la mejoría de la calidad de vida.



 


1 comentario:

terapia de pareja dijo...

La medicina tradicional china, puede ser un gran recurso para el control y la disminución del estrés de manera importante. En terapia de pareja estamos abiert@s a todos los saberes que tienen una tradición y un respaldo por la experiencia.
Saludos cordiales.