lunes, 10 de febrero de 2014

PARALISIS FACIAL


PARÁLISIS FACIAL

El ataque de Viento patógeno externo en la parálisis facial de Bell 
En la medicina tradicional china (MTC) los factores ambientales no solo son considerados como factores inductivos sino también factores causantes que pueden afectar directamente al cuerpo humano y causar enfermedades.

El VIENTO

  • El viento, que se dirige hacia la parte superior del cuerpo, es un factor patógeno yang. Cuando invade el cuerpo desde afuera, afecta la cara, cabeza, y la parte superior del cuerpo debilitando la capacidad defensiva o energía defensiva (WeiQi) causando un desajuste en la apertura y cierre de los poros de toda la superficie del cuerpo. Origina enfermedades con síntomas clínicos como dolor de cabeza, obstrucción nasal, dolor y picazón de garganta, edema facial, aversión al viento, transpiración anormal.
  • El ataque del viento es variado y rápido, razón por la cual el viento origina enfermedades con síntomas migratorios y de cambio constante. En general estas enfermedades son agudas y pasajeras por ejemplo: Bi (obstrucción) dolor migratorio, urticaria etc.
  • El viento tiene carácter móvil, por eso causa a menudo enfermedades con síntomas de rigidez y movimiento anormal de las extremidades tales como espasmos y temblor de las extremidades y rigidez de nuca, desviación de los ojos y de la boca (parálisis facial).
Pero el viento puede atacar junto a otros factores ambientales externos como el frió ( produce dolor ) y la humedad (dolor fijo ) lo que contribuye a provocar un síndrome obstructivo (Bi) que bloquea la circulación del Chi (energía) y por lo tanto el fluir de la sangre (Xue) para nutrir las células.


LA IRA

Un factor  emocional que contribuye o es la base de esta enfermedad es la emoción  de la Ira con sus compañeros fieles: irritabilidad, frustración, resentimiento y angustia que provocan en su cronicidad una alteración de la energía del Hígado, favoreciendo la invasión de los canales o meridianos de energía por la energía patógena viento.


Un factor coadyuvante  no menor es la ingesta habitual de bebidas alcohólicas y la dieta rica en grasas saturadas presentes en las comidas chatarra.

Según la MTC: El viento puede afectar los canales Yang Ming (IG y E) y Shao Yang (TR y VB) cuyo recorrido  incluye la región facial, produciendo un bloqueo de la circulación del Qi, con disminución o imposibilidad para la movilidad de la musculatura facial generalmente unilateral, produciendo desviación de la comisura labial, sialorrea (excesiva secreción de saliva)  dificultad para cerrar el ojo, lagrimeo, disminución de las líneas de expresión y en  casos severos alteraciones del gusto y sincinecias  ( que es el conjunto de movimientos accesorios que acompañan a un movimiento principal) ; dentro de los signos y  síntomas de la parálisis. Además de estos se encuentran hallazgos clínicos de alto valor para la Medicina China como cambios en la saburra (que es la capa blanquecina que se forma en la superficie de la lengua producto de las secreciones mucosas que se acumulan en las paredes del estómago) y el pulso.
La parálisis facial está caracterizada por la debilidad o la imposibilidad para  contraer los músculos faciales. Suele comenzar de forma aguda, y generalmente  compromete solo una hemicara, aunque en algunos casos puede ser bilateral. Se  afecta en igual medida toda la musculatura facial (frontal, orbicular y peri bucal)  con evidente deterioro de la mímica tanto superior como inferior de la cara, produciendo un cuadro con gran limitación estética y motora que afecta  actividades de la vida diaria del paciente y que además puede generar  complicaciones como las úlceras corneales y dejar secuelas permanentes como: la reinervación anómala, las sincinecias motoras (movimiento muscular involuntario y superfluo que acompaña a otro voluntario) y la paresia (disminución de la fuerza) permanente.



Desde la visión occidental: el origen de la parálisis facial idiopática o parálisis de  Bell es la inflamación de la porción infra temporal del nervio facial o VII par  craneal, cuya etiología más probable es vírica, asociada al virus del herpes, por lo que el tratamiento en la actualidad se basa en la terapia farmacológica con  corticoides o corticosteroides y antivirales, principalmente.



Tratamiento según la medicina china: se debe realizar por lo menos 10 sesiones dos semanales y evaluar las respuestas, los puntos pueden ser locales en los canales de energía (IG, E, TR o fuera de ellos) y distales ,  eligiéndose en base a la valoración especifica de cada paciente.


1 comentario:

Alejandro pessaj maim dijo...

gracias muy útil la información